La COVID-19 modificó el uso de tecnologías de Salud Digital y su valor post pandemia

La promoción en el uso de estas soluciones en los sistemas de atención médica fue una realidad en diversos países alrededor del mundo.

En muchos casos la Salud Digital significó una medida provisional para la atención médica en tiempos de emergencia sanitaria. Sin embargo, es necesario que los sistemas de salud del Estado peruano consideren a la Salud Digital como una modalidad esencial, aún después de la pandemia.

Dr. Brian D’Anza, especialista en el Departamento de Salud Digital/Telesalud, Hospitales Universitarios en Cleveland, Ohio, y Peter J. Pronovost, enfermero en Hospitales Universitarios, publicaron el artículo: “Salud digital: liberando valor en un mundo pospandémico”, en el libro Population Health Management.

En el artículo, los autores detallan la importancia de la Salud Digital en el mundo post pandemia: “Es necesario definir el papel de la salud digital en el mundo pospandémico para ayudar a los sistemas y prácticas de salud a construir un puente hacia la atención basada en valores. La transformación de valores será más crucial para el éxito de los sistemas de salud”. La importancia de definir el papel de las soluciones de Salud Digital en el mundo post pandemia, según los autores busca ayudar a los sistemas de salud a construir caminos hacia la atención de salud basada en valores.

Los autores proponen tres categorías para la transformación del valor de la Salud Digital:

  • Prestación de atención digital o telesalud: la interacción de atención directa entre un paciente y un proveedor, comúnmente conocida como una “visita virtual”.
  • Acceso digital: el uso de medios en línea, virtuales u otros medios digitales para obtener la admisión a un sistema o proveedor de atención médica, que generalmente se centra en la programación y la introducción a un sistema de salud.
  • Monitoreo digital: involucra tecnología y los medios para que los pacientes y proveedores mantengan el vínculo digital a medida que avanzan en su viaje de atención, centrándose en las afecciones crónicas.

Uno de los aspectos positivos de la pandemia ha sido el gran impulso que ha tenido la adopción de Salud Digital. “La salud digital no es un nuevo tipo de medicina, sino un nuevo mecanismo de prestación de servicios de salud que en el Perú debe ser integrada en un solo sistema en beneficio de la población. En el futuro, los autores esperan que, así como la “telebanca” se haya convertido en banca, o la “teleconferencia” se haya convertido en conferencia, la “atención médica digital” se convierta simplemente en “atención médica”, concluyen los autores.

Lee el artículo completo en el siguiente enlace:

https://www.liebertpub.com/doi/full/10.1089/pop.2021.0031